Vocación

Reflexión N° 150 - La Decisión

No me preocupa mi futuro. Tengo 83 años y estoy en el borde de los dos mundos y los dos tiempos.: la Tierra tangible y el Universo astral, el presente y el futuro. No tengo problemas de elección porque estoy hecho, como un jarrón de alfarería bien cocida. Sólo espero que se rompa en cualquier momento y las cosas que contiene se desparramen por el suelo exhalando su último aroma. No tengo decisiones que me inquieten porque las tomé a lo largo de mis años y ahora soy el resultado de mi buena o mala cabeza.