Vida Nueva

Curso XVI- Enseñanza 7: Vida Nueva

No se puede iniciar el Camino de la Perfección si no se nace a nueva vida. El pasado del discípulo y todo lo que queda atrás es un estorbo. Hayan sido buenas o malas sus acciones, debe olvidarlas. El pasado, de todos modos, queda unido al discípulo por la esencia del bien y del mal. Por eso el alma amante, deseosa de perfección, pregunta a su Divino Maestro: “Quisiera sumergirme en el total olvido de mi pasado, cerrar los ojos y abandonarme en el sueño purificador para poder reencontrar el camino de luz que he olvidado, pero que vislumbro”.