Unión Substancial

Curso XIII - Enseñanza 1: La Ascética de la Oración

La vida interior debe estar centrada en Dios y no en los atributos de Dios que alejan del fin primordial. El adelanto especializado de las facultades racionales ha alejado en cierto modo al hombre de la Idea fundamental de Dios. Es cierto que en todo está la Divina Presencia, pero esto no significa que la expresión divina tenga que constituirse en divinidad. Es necesario que el hombre llegue a un contacto real e individual con la Divina Madre.

Curso XVII - Enseñanza 12: Testigo Simple

La oración no puede ser plena y total si todo el ser no está puesto en ella. Al decir todo el ser no se significa la vehemencia del vuelo sensible, sino el ser en su totalidad. Como las almas no son una unidad hay en ellas deseos encontrados. Estos deseos encontrados hacen que no sea empleado todo su ser en una sola idea, sino son fuerzas opuestas y dispersas. No basta toda la buena intención puesta en la oración; esta intención debe hacerse actuar permanentemente, para encausar todas las fuerzas hacia la idea Única.