Unión Divina

Curso III - Enseñanza 11: El Cuerpo de Fuego

El Mensaje de la Divina Madre, transmitido por Cafh, no tiene un cuerpo material sobre la tierra sino sólo puntos de descarga a tierra. Ired es la idea, opuesta e igual de un valor y la Voz Divina que la transmite es puramente espiritual. Como tal no se detiene en su trayectoria, sino llega hasta su último término que es el punto material terrestre. Desde allí transformada, opuesta pero igual, distinta en densidad pero similar en medida, ella vuelve a remontarse hacia lo Eterno.

Curso XIV - Enseñanza 2: La Escala de Perfección Cristiana

Es muy importante conocer la Mística Cristiana para poder apreciar como el Occidente practica, con modo y nombres propios, todos los ejercicios ascéticos para llegar a la Unión Divina. Ya en los primeros tiempos del cristianismo, en la edad patrística, los monjes de Oriente practicaron diversos ejercicios metódicos que los llevaban a altos grados de espiritualidad. Los cenobitas, desparramados por el desierto y los oasis de Egipto, que moraban en el convento del Mar Saba, labrado en la viva roca de una alta montaña inaccesible, más allá del Jordán, eran testigos de ejemplos admirables de santidad.

Curso XIV - Enseñanza 6: Desorientaciones Psíquicas

Si bien un alma puede empezar el sendero ascético con fines personales, al avanzar en las prácticas ha de caer fatalmente en la comprensión de que la única realidad que persigue no es la conquista de ciertos poderes, sino la Unión Divina. Si un ser, después de haber hecho ciertas experiencias místicas, persiste en su egoísmo personal, es arrastrado por fuerzas destructoras malignas y se transforma en lo que se podría llamar un mago negro.

Curso XIV - Enseñanza 16: Síntesis de las Gradas Místicas

Todas las normas que se han ido trazando para lograr la Unión Divina tienen sus excepciones. Hay almas que no conocieron jamás la Meditación y otras que, ignorando los ejercicios de la Concentración, han llegado, sin embargo, a una perfecta Unión con Dios. Querer imponer estas normas a todos indistintamente es no saber que cada alma es un mundo aparte, que cada alma necesita sus propias reglas y un especial desenvolvimiento para llegar a la meta.