Sacrificio interno

Curso II - Enseñanza 14: La Separatividad

La inefable felicidad es la realización del estado potencial y el dolor es la realización del estado activo. En suma, la vida se manifiesta en todo su esplendor a través del sufrimiento. No sólo agobia a los seres humanos con martirios morales, con padecimientos físicos, con penas ocultas, sino que persigue a los hombres en toda forma y manera. El país en el cual se nace, la raza a la que se pertenece, el color característico de la piel, todas son armas en manos del destino para que coma el hombre su pan amasado con lágrimas y cuando estos espasmos dolorosos del mundo se vuelven intolerables, reacciona el dolor con el dolor, el martirio con el martirio, la sangre con la sangre; se producen revoluciones, guerras, disensiones políticas, luchas raciales derramando a manos llenas el sufrimiento sobre la Tierra.