Raza Aria

Reflexión N° 58 - Nuevos Instrumentos

Los Atlantes fueron los hombres más sabios de todos los tiempos; no tenían religiones, templos ni ciencias escritas. Conocían la realidad en todas sus dimensiones visibles e invisibles por conocimiento directo. Ellos mismos eran instrumentos de saber y dialogaban entre sí con la mente, como nosotros nos comunicamos en sueños, sin pronunciar palabras. El profeta Henoch habría dicho que el lenguaje escrito era un invento de Satanás. Los Atlantes sabían del pasado, del futuro y de la multiplicidad de los mundos.

Reflexión N° 110 - Nací Esclavo

La libertad y la justicia no están al alcance del hombre encarnado. Para alcanzarlas tiene que remontarse hasta las más elevadas dimensiones de la realidad, sea por el esfuerzo ascético místico o por evolución natural encarnando repetidas veces durante millones de años junto a la Humanidad, haciendo todas las experiencias, conociendo el bien y el mal, los sufrimientos, la más profunda desolación. El primer camino se alcanza por Renuncia de Holocausto y el segundo por el Conocimiento, como está explicado en la Enseñanza del Curso Simbología Arcaica: “Los Dos Caminos”.

Curso XXIV - Enseñanza 4: Los Iniciados Solares de la Segunda Categoría

Los Iniciados Solares de la Segunda Categoría imprimen sobre la Humanidad la Idea-Madre que ha de desarrollarse durante toda la Raza. En el transcurso de la Raza Aria estos Iniciados han de desarrollar la Idea-Madre de la unificación de la Divinidad con la Humanidad. Ellos se identifican de tal modo con la Idea-Madre que, después que desaparecen de la Tierra, se transforman en un mito creador. Tampoco, en los anales de la Madre, se especifica el nombre de ninguno de Ellos; pero es dado suponer, por las exégesis hechas por los teólogos de distintas religiones que Rama, Teti, Abraham y otros, han pertenecido a esta Categoría.

Curso XXX - Enseñanza 3: Concepto de la Filosofía del Ser y del No Ser

La Filosofía del Ser y del No Ser es la expresión pura de la idea abstracta de la Raza Aria. Esta Filosofía se basa, como ley fundamental, en la idea de la Unidad Absoluta. La Manifestación es ilusoria; es un juego de luces que filtra a través de la red del no conocimiento y que produce la ilusión de la existencia. Lo único verdadero es lo Eterno, lo Inmanifestado, el Siempre Existente Espíritu.