Rama

Reflexión N° 110 - Nací Esclavo

La libertad y la justicia no están al alcance del hombre encarnado. Para alcanzarlas tiene que remontarse hasta las más elevadas dimensiones de la realidad, sea por el esfuerzo ascético místico o por evolución natural encarnando repetidas veces durante millones de años junto a la Humanidad, haciendo todas las experiencias, conociendo el bien y el mal, los sufrimientos, la más profunda desolación. El primer camino se alcanza por Renuncia de Holocausto y el segundo por el Conocimiento, como está explicado en la Enseñanza del Curso Simbología Arcaica: “Los Dos Caminos”.

Curso XXIV - Enseñanza 4: Los Iniciados Solares de la Segunda Categoría

Los Iniciados Solares de la Segunda Categoría imprimen sobre la Humanidad la Idea-Madre que ha de desarrollarse durante toda la Raza. En el transcurso de la Raza Aria estos Iniciados han de desarrollar la Idea-Madre de la unificación de la Divinidad con la Humanidad. Ellos se identifican de tal modo con la Idea-Madre que, después que desaparecen de la Tierra, se transforman en un mito creador. Tampoco, en los anales de la Madre, se especifica el nombre de ninguno de Ellos; pero es dado suponer, por las exégesis hechas por los teólogos de distintas religiones que Rama, Teti, Abraham y otros, han pertenecido a esta Categoría.

Curso XXVIII - Enseñanza 3: El Brahmanismo

Sobre los Vedas asentaron los Arios todas sus religiones, sus filosofías, leyes, letras y artes. Los Upanishads, los Sutras, que constituyen la moral y la filosofía del Hinduismo, no son más que amplios comentarios de los textos primitivos basados en su religión. Crece el pueblo Ario, se hace fuerte y potente, hasta que el deseo de poderío fomenta contiendas intestinas y guerras espantosas. En los Puranas, se describe la guerra entre los dioses y los elementos; en el Ramayana, se describe la guerra de los Arios guiados por la Divina Encarnación de Rama contra los Atlantes; en el Mahabharata está descrita la guerra de los Hindúes entre ellos.