Purificación Inicial

Curso XVI - Enseñanza 3: Purificación Inicial

El alma, cuando empieza el ejercicio de la meditación, a pesar de sus buenos deseos de adelanto espiritual, está obstaculizada por las continuas distracciones de la mente no acostumbrada a responder a los dictados interiores. Cuando comprende que dentro de sí misma se agitan los mismos deseos e intereses que tienen los hombres del mundo, todo su ser clama: “Bienamado Maestro que moras en mi corazón; me has llamado a esta senda espiritual únicamente por tu gran amor.