Participación

Curso XVII - Enseñanza 4: La Vida Contemplativa

La contemplación no aparta de las contingencias de la vida. El mal no está en las cosas materiales, sino en el tipo de relación que se tiene con ellas. Lo malo es el afán y el deseo, que establecen la vida al nivel material. El afán, como el deseo, nivela. Cuando se logra una vida interior muy profunda, puede haber una tendencia hacia la indiferencia frente a lo exterior. La indiferencia es una desviación del camino místico e impide la verdadera realización que es expansión por participación.