Observancia

Curso XLIII - Enseñanza 4: La Perfecta Observancia

En una casa de Ordenación donde se observa estrictamente el Reglamento, el horario diario, las indicaciones de los Superiores, mora la Madre Divina. Fatigarse en hacer muchos trabajos, hacer múltiples mortificaciones, estudiar muchas Enseñanzas, todo esto es vano si no se es atento a la observancia diaria. El horario de Comunidad que marca el horario diario, es el Reloj Divino de la Madre; pero se vuelve humano toda vez que se pasa un solo instante en cumplirlo.