Ninias

Curso XXVIII - Enseñanza 8: Los Asirios

El pueblo Asirio estaba destinado a formar una religión semita por excelencia. Se había formado fuerte, indómito y peleador, ya que era destino de Asiria mantenerse independiente a costa de guerras continuas pues la rodeaban potencias enemigas. Es lógico, entonces, que la religión Asiria sea por excelencia guerrera y personificación de los poderes de la guerra, del combate y de la victoria. El Rey de los Asirios, Asur, es un Iniciado Semita que guía a ese pueblo a la conquista de una civilización nueva: la civilización por la fuerza.