Los Primitivos Ario-Teutónicos

Curso XXIII - Enseñanza 16: Los Primitivos Ario-Teutónicos

No debe suponerse que cuando se desarrolla una subraza, como se ha ido describiendo en este curso, quede deshabitado el resto de la Tierra. Restos de anteriores subrazas, cuando no desaparecieron, han subsistido o se han renovado, con suerte diversa, aunque siempre eventualmente conquistados y absorbidos por la subraza dominante. Al empezar la época de la subraza ario-teutónica, estos hombres se desparramaron por el Norte de África, el Sud de Europa y, tras guerras y migraciones mezclándose con otros tipos, llegaron hasta el corazón de Asia.