La Resurrección de Hes

Curso XIV - Enseñanza 9: Meditaciones Metodizadas

El método aquí expuesto servirá especialmente a los principiantes para entrar al camino de la Meditación y facilitará extraordinariamente este ejercicio. Primera Meditación. Tema: La Dama Negra. Efectos: Aborrecimiento. La práctica de esta Meditación conduce al alma a considerar sus extravíos y faltas y al aborrecimiento de los mismos; cada acto perverso cometido por el ejercitante se transforma en un cuadro vivo que lo hace padecer y purgar sus males. Por eso, para que el efecto sea más tangible, es conveniente que el que medite se acuerde de hechos, momentos y lugares determinados.

Curso XV - Enseñanza 14: La Resurrección de Hes

La más sutil vibración, lo potencial, se ha inmolado un día en el movimiento continuo que produce su devenir. Ella mana desde entonces y su emanación es actividad y vida. Todo lo que vive está animado por su potencialidad. También en el ser humano se halla aprisionada esta divina potencialidad. Desde su corazón Ella preside toda la evolución del hombre. Se dice por ello que la Madre Hes duerme en el corazón humano, esperando que termine el devenir y la liberación produzca el retorno a Ella.

Curso XX - Enseñanza 7: Meditación Afectiva sobre “La Resurrección”

Meditación: “LA RESURRECCIÓN DE HES”. Efectos: “ARROBAMIENTO” Invocación: Pido a Maitreya que viva Él solo en mi alma. Él solo; que todo muera y Él solo viva. Cuadro Imaginativo: Veo Su Rostro. Veo su Rostro Divino, Sublime, admirable. Nunca podría describirse, detallarse, explicarse. Veo Su Rostro; el Rostro del Esperado, el Rostro de Maitreya. Sensaciones: Siento Tu Divina Presencia en mí y esto es un arrobamiento de muerte. Al verte ya no puedo vivir, ya no puedo ser yo, el Yo; estando en Tu Presencia yo desaparezco, me aniquilo, me diluyo.

Curso XX - Enseñanza 9: Otras Meditaciones Afectivas Pasivas

Tema: “EL TEMPLO DE ORO”. Efecto: “CONSUELO”. Invocación: Pido a la Santa Madre el consuelo de su Visión Divina. Pido verte Madre mía. Cuadro Imaginativo: Veo sin ver, Madre mía. Veo que Tu Imagen está aquí, en el centro de mi alma, en lo más profundo de mi ser. Te veo sin ver, Madre mía. Sensaciones: Siento, a través de esta visión de fe, que la Madre mora en mi alma; que la Madre está dentro de mí, totalmente dentro de mí: en mi alma, en mi corazón, en mis entrañas.

Curso XX - Enseñanza 14: Fin de las Meditaciones Afectivas Estimulantes

Meditación: “LA RESURRECCIÓN DE HES”. Efecto: “ARROBAMIENTO” Invocación: Te pido, Jesús mío, me descubras el secreto de tu muerte, de la muerte y de todas las muertes. Te pido a Ti, que al verter hasta la última gota de tu sangre, has muerto de verdad, me digas por qué mueren los seres, sin que veamos su resurrección. Cuadro Imaginativo: Veo a Cristo muerto. Veo su cuerpo abandonado, inerte, ya sin una sola gota de sangre.

Curso XXI - Enseñanza 7: Meditación Afectiva sobre “La Resurrección de Hes”

El tema de la resurrección de Hes es el más difícil de meditar y, sin embargo, es el tema fundamental de la vida interior. Los seis temas anteriores no son más que instrumentos para llegar al místico arrobamiento de la resurrección espiritual. No hay nada fuera del encuentro del alma con la divinidad; es la meta final, el motor único de todo el camino; es también el verdadero estandarte. Pero la resurrección del alma no es un solo acto único y total; es más bien, una serie ininterrumpida de muertes y resurrecciones, toda la vida.

Curso XXI - Enseñanza 9: Otras Meditaciones Afectivas Pasivas

“EL TEMPLO DE ORO”. Para llegar al Templo del alma es necesario atravesar un sinnúmero de dificultades propias de la actividad interior. Se llega a la pureza del alma como se conquista la cumbre de un monte; se permanece allí unos instantes y luego se regresa al valle. No obstante, el monte, con todas sus dificultades, sigue en pie, inalterable. ¿Cómo hacer para que la conquista de esa cumbre sea permanente?