La Oración es Amor

Curso XVI - Enseñanza 1: La Oración es Amor

Ninguna fuerza anímica, ningún sueño idealista, ninguna realización es posible sin el amor, sin poner en movimiento hacia su más alta culminación el sentimiento. Nuestra misión fracasaría si únicamente tuviéramos una gran misión que cumplir, una gran idea que dar y no tuviéramos el sentimiento adecuado para hacerla vivir, fructificar, llegar a feliz término. Una sola cosa debe coronar el alma llamada a la senda mística: el amor a la realización.