La Escala del Cielo

Curso XVI - Enseñanza 4: La Escala del Cielo

Cuando el alma persevera en la oración el Maestro ahuyenta las tinieblas de la ignorancia y la llena de santa felicidad. El alma le pide que le descubra su presencia y después que su Imagen Divina se ha dibujado con claridad en su mente, brotan del corazón afectos y santos deseos. Propósitos y nuevas promesas sellan esta hora y, a veces, el alma sale como enajenada de allí y como si un soplo nuevo de vida la embargara.