La Concentración Subjetiva

Curso XVII - Enseñanza 15: La Concentración Subjetiva

En la meditación sensitiva la imagen es percibida a través de los cinco sentidos. El objeto es afinar la sensibilidad de los sentidos para aguzar su percepción. Sin embargo, este ejercicio no permite trascender la evidencia sensible. Hay un tipo de oración que, si bien asume la forma de una meditación corriente, es un verdadero ejercicio de concentración subjetiva. En la concentración común el ser fija la atención activamente sobre el objeto, hasta que consigue que la mente no se mueva de allí.