Ihes

Curso III - Enseñanza 12: Las Estrellas Celestes

En el firmamento de Cafh las Estrellas Celestes de las almas liberadas marcan las etapas de realización. El alma esta regida por leyes eternas que no puede eludir. El secreto de la deificación queda develado al identificar la voluntad individual con la conciencia cósmica. La solución del teorema divino es de una sencillez insospechada: Tú y Él; Él y tú. Fácil de comprender, pero difícil de ser. Sólo por etapas ha de ser lograda la realización y el por qué es un misterio que la mente nunca pudo penetrar.

Curso XXVII - Enseñanza 23: Los Jainos

No se puede precisar cuándo se fundó la religión jaina, pues su memoria se pierde en los primeros siglos del Hinduismo, si bien aparece formalmente constituida en los comienzos del Budismo. Algunos la confundieron con la religión brahmánica y otros la creyeron una rama perdida del Budismo, pero no es ni una cosa ni la otra. Se formó por sí sola basándose en las enseñanzas milenarias de los Vedas. Se puede decir que la fórmula principal del devoto jaino es: Amar a todos los seres vivientes, respetando a los animales tanto como a los humanos.

Curso XXXI - Enseñanza 3: El Método

El estudiante de Teología ha de valerse del conocimiento de las diversas filosofías. Discurriendo sobre ellas, recordando, razonando, discrepando e hilando las tesis, se predispone a conocer la Verdad, o Teología. Mientras el estudiante cumple este trabajo, se vale de todos los medios mentales que han sido puestos a su alcance para acercarse al fin propuesto. El es Viator: Viandante. Aquél que persevera en el estudio de las filosofías y practica las ciencias de ellas emanadas e investiga los fenómenos naturales por ellas enseñados, recibe, por la pureza de vida, por aplicación constante y la oración continuada, la Luz Infusa que aclara su intuición sobre las Verdades Eternas reveladas.

Curso XXXII - Enseñanza 13: La Manifestación Primera

En la bóveda celeste la expansión ha disipado la tiniebla y ha empezado la maravillosa carrera de la Creación, de la Manifestación Primera. Con tres puntos trazados en el espacio virgen se hace esta Manifestación: Espíritu en Sí. 2. Substancia Primordial. 3. Espíritu-Substancia Se traza el primer círculo -el círculo es un punto- y se forma el Huevo Único. Se puede intuir aquí la existencia potencial de la Creación detrás de la cáscara del Huevo, Espíritu puro aún absorto en Sí; se presiente que palpita el rápido movimiento de la Sustancia y que de esta unión entre el Espíritu y la Sustancia del Cosmos surgirá el Universo Manifiesto.