Grandes Iniciados de la Raza Aria

Curso XXIV - Enseñanza 1: Los Grandes Iniciados

El primer círculo de Iniciados es el de Iniciados Solares, o Divinos. Siete Entidades dirigen la evolución de la oleada de vida humana circunscripta al Sistema Solar y, especialmente, a la Tierra. Estas divinas Entidades, que ya no están atadas a la ley de Causa y Efecto, derraman su poderosísima fuerza sobre la Humanidad sustentándola con su energía vivificadora. Ellas, que son emanación del Cuarto Rayo de Vida Eterna, impregnan de Ellas mismas a todas las cosas, animan al día y a la noche, orientan el bien y el mal, marcan los nacimientos y las muertes y acompañan a los hombres en su peregrinación a través de los mundos superiores.

Curso XXIV - Enseñanza 2: Los Iniciados Solares

Hay siete categorías de Iniciados Solares. Durante el transcurso de una Raza Raíz viene a encarnar sobre la Tierra un determinado número de Ellos. Hasta ahora han aparecido periódicamente, cuatro de estas Divinas Dinastías. Los Iniciados Solares de la Primera Categoría aparecen al principio de una Raza Raíz, o cuando es necesario dar un impulso completamente nuevo a la referida Raza. Ellos estimulan y dirigen el definitivo aniquilamiento y destrucción de las Razas anteriores y enseñan la Divina Sabiduría que, transmitiéndose a través de los tiempos, mantendrá latente el espíritu de vida de toda la Raza.

Curso XXIV - Enseñanza 3: Los Iniciados Solares de la Primera Categoría

Los Iniciados Solares de la Primera Categoría empezaron a aparecer en física vestidura en la tierra cuando, de los semitas-atlantes, se estaban formando los primeros tipos arios. Estos Hombres-Dioses aparecieron como meteoros luminosos delante de un continente que se hundía, ayudando con su poder a que éste y su Humanidad se perdieran en el olvido y en la profundidad del abismo oceánico; mientras, elegían de entre esos seres antiguos un puñado de hombres selectos.

Curso XXIV - Enseñanza 4: Los Iniciados Solares de la Segunda Categoría

Los Iniciados Solares de la Segunda Categoría imprimen sobre la Humanidad la Idea-Madre que ha de desarrollarse durante toda la Raza. En el transcurso de la Raza Aria estos Iniciados han de desarrollar la Idea-Madre de la unificación de la Divinidad con la Humanidad. Ellos se identifican de tal modo con la Idea-Madre que, después que desaparecen de la Tierra, se transforman en un mito creador. Tampoco, en los anales de la Madre, se especifica el nombre de ninguno de Ellos; pero es dado suponer, por las exégesis hechas por los teólogos de distintas religiones que Rama, Teti, Abraham y otros, han pertenecido a esta Categoría.

Curso XXIV - Enseñanza 6: Los Iniciados Solares de la Cuarta Categoría

Los Iniciados Solares de la Cuarta Categoría aparecen sobre la tierra siete veces en el transcurso de cada subraza, para facilitar la labor de adelanto individual de la Humanidad. Los pueblos de todos los tiempos presentan como prototipo de su raza a uno de Ellos, el cual, viviendo dentro de las condiciones de las ideas de su pueblo, procura renovarlas y vigorizarlas de tal forma que deja una huella indeleble y un recuerdo divino de su obra, iniciando por sí solo, una nueva era.

Curso XXIV - Enseñanza 7: Los Iniciados Lunares

Durante el decurso de las civilizaciones, los Iniciados Lunares vienen muchas veces a encarnar sobre la tierra. No se puede precisar el número de todos los que han venido, ni se conoce a todos. Estos seres semidivinos son entidades que se desarrollaron extraordinariamente en la cadena lunar anterior; por eso son libres de karma. El conocimiento y el recuerdo de los sufrimientos de la Humanidad que lucha les hace renunciar a la paz de la eternidad, volviendo a vivir entre los hombres y ayudándolos en su adelanto.

Curso XXIV - Enseñanza 8: Las Doce Categorías de los Iniciados Lunares

Los Iniciados Lunares se dividen en doce categorías. Los Iniciados Lunares de la Primera Categoría son los legisladores. Cuando aparecen pueblos nuevos, sin experiencia en los distintos órdenes de la actividad humana, vienen estos Seres a dictar leyes y normas prácticas y adecuadas para los mismos. Una característica de Ellos es que las leyes que han dictado, quedan escritas y son adoptadas por el pueblo. En la remota antigüedad fueron de este grupo: Moisés, legislador del pueblo judío; Rómulo, primer rey de Roma, Solón (siglo VI A.