Gran Corriente

Curso III - Enseñanza 4: La Meditación

En principio se debe aclarar qué se entiende por meditación, por ejercicios de meditación, por oración, plegaria y ruegos. El ejercicio de meditación no es un ruego o pedido para uno mismo u otra persona; es un ejercicio de la mente. Una cosa es rogar y otra meditar. La meditación es un estado o modo de ser del alma. La meditación es la estabilidad dentro de un estado de conciencia, en contraposición a la variabilidad habitual.

Curso I - Enseñanza 7: Asistencia y Trabajo

Como centinela, siempre vigilante, ha de ser el discípulo, porque en cualquier momento puede sonar la hora en la cual se lo llama a la Labor. Los Maestros que dirigen los destinos del mundo lo llamarán a trabajar en cuanto esté el candidato bastante preparado para participar en la misma. La Obra de asistencia a la humanidad es la Gran Corriente, poderosa fuerza puesta en marcha por los protectores invisibles, que arrastra consigo al ser que esté en condiciones de sostenerse en Ella, y excluyendo a aquél que no puede tolerar la alta vibración de la misma.

Curso III - Enseñanza 11: El Cuerpo de Fuego

El Mensaje de la Divina Madre, transmitido por Cafh, no tiene un cuerpo material sobre la tierra sino sólo puntos de descarga a tierra. Ired es la idea, opuesta e igual de un valor y la Voz Divina que la transmite es puramente espiritual. Como tal no se detiene en su trayectoria, sino llega hasta su último término que es el punto material terrestre. Desde allí transformada, opuesta pero igual, distinta en densidad pero similar en medida, ella vuelve a remontarse hacia lo Eterno.