Filosofía Cristiana

Curso XXX - Enseñanza 12: Filosofía Cristiana

La filosofía cristiana es una filosofía limitada. El pensamiento del hombre tiene una apariencia limitada, pero cuando a través del ejercicio de su actividad potencial va ampliando sus horizontes, sus posibilidades se vuelven ilimitadas. La filosofía cristiana comprendió el valor de estas posibilidades y procuró controlarlas. Enunció que el hombre tiene que pensar lo que quiera, cuanto quiera, como quiera, pero dentro de la limitación prefijada. El hombre, después de la muerte, podrá pensar ilimitadamente, comprender todos los misterios, la inmensidad de la ciencia y el puro conocimiento; pero aquí, en la Tierra, no.