Fe

Curso I - Enseñanza 13: La Perseverancia

Todas las virtudes hasta ahora enumeradas son indispensables; pero, para que tengan una vida eficiente, han de estar basadas sobre los fuertes pilares de la Perseverancia. Cuenta una leyenda que Dios mandó un Ángel a la Tierra para que bautizara con un nombre a cada una de las especies de flores. No se olvidó de ninguna; a las más bellas adornó con nombres pomposos y a las más humildes con nombres suaves.

Curso XII - Enseñanza 8: La Fe

El Hijo basa sus estados místicos a realizar sobre la fe, por eso la fe es el soporte de la vida espiritual. El destino ha puesto frente al alma un ideal espiritual y éste es real, pero desconocido, y el alma lo abraza a ciegas y se adhiere a él con todas sus fuerzas, siempre en un acto puro de fe. El Hijo apoyado en la fe penetra en su mundo interior y levanta allí su tabernáculo secreto, y a él se dedica con todo su amor; las experiencias íntimas, los resultados contingentes lo confirman cada vez más en su ideal, y lo que fue encontrado a través de la fe, robustece su fe.

Curso XXXII - Enseñanza 1: La Palabra de Hes

Cuando la mente humana, remontando el vuelo a las altas regiones de la formación universal, apunta sus focos de concentración en el primer Pensamiento Divino, que creó o del cual surgió el Universo, se pierde en el pavoroso abismo de lo indescriptible, se desorienta a las puertas de las inconmensurables aguas de la Eternidad. Por eso, la Cosmogonía, como estudio, como “reglas”, didácticamente hablando, es una mera especulación. Únicamente podrá el estudiante, por un sentido consciente y retrospectivo de su parte interna más noble y superior, llegar a una intuición de cómo fue hecha la Creación Universal, cómo surgen y se forman los mundos y los millares de sistemas solares que, como puntos luminosos, surcan el espacio infinito.