El Abismo

Curso I - Enseñanza 9: Valor y Control Personal

A pesar de todo lo que se ha dicho y escrito sobre el Valor, el miedo no ha dejado por eso de reinar en el mundo. Desde el temor ancestral que resume en sí todos los espasmos y luchas para la defensa personal, hasta el temor sutilmente disfrazado con el nombre de defensa personal, el miedo no ha dejado de tener en un puño el corazón de los hombres. Entonces, o la humanidad desconoce el Valor, o tiene un concepto falso del mismo, pues no es atropello, ni bravosidad, sino es un sentido bien equilibrado del Control Personal.

Curso XIV - Enseñanza 9: Meditaciones Metodizadas

El método aquí expuesto servirá especialmente a los principiantes para entrar al camino de la Meditación y facilitará extraordinariamente este ejercicio. Primera Meditación. Tema: La Dama Negra. Efectos: Aborrecimiento. La práctica de esta Meditación conduce al alma a considerar sus extravíos y faltas y al aborrecimiento de los mismos; cada acto perverso cometido por el ejercitante se transforma en un cuadro vivo que lo hace padecer y purgar sus males. Por eso, para que el efecto sea más tangible, es conveniente que el que medite se acuerde de hechos, momentos y lugares determinados.

Curso XV - Enseñanza 9: El Abismo

¿Qué simboliza el abismo como tema de meditación? En primer término se destaca la analogía que existe entre el cuadro gráfico que sugiere esta palabra y el ambiente en que el grueso de la Humanidad vive, lucha, goza y padece para morir. En efecto, un abismo sugiere un lugar profundo, oscuro y de perdición; iguales características presenta el ambiente en que ha caído el hombre, llevado por sus deseos. Este ambiente es oscuro por la ignorancia que cubre el alma del hombre en ese estado de su vida, y es de perdición porque el excesivo afán que el ser humano pone en vivir la vida de ese ambiente hace que se apegue intensamente al mismo y se pierda para la vida Eterna, que es su heredad y patria de origen.

Curso XX - Enseñanza 4: Meditación Afectiva sobre “La Dama Negra” y “El Abismo”

Van a continuación, unos ejemplos de Meditación Afectiva fáciles para principiantes y sencillos en su modo de expresión. Meditación: “LA DAMA NEGRA”. Efectos: “ABORRECIMIENTO”. Invocación: Pido a Maitreya. Ven, te lo suplico; apresúrate que estamos perdidos. Te llamo a Tí para que no tardes más en venir, porque es la hora de la Redención. Cuadro imaginativo: Veo un gran vacío. Inmenso, ancho, profundo, tenebroso. Veo tinieblas; obscuridad y más obscuridad; tinieblas y más tinieblas.

Curso XX - Enseñanza 8: Meditaciones Afectivas Pasivas

Para las almas a las cuales la sucesión de imágenes e ideas cansa la mente, son necesarias imágenes e ideas gráficas y simples para el ejercicio de la Meditación, como las siguientes: Tema: “LA DAMA NEGRA”. Efectos: “ABORRECIMIENTO” Invocación: Pedir a nuestra Santa Madre nos dé el aborrecimiento real, que es comprensión e indiferencia de todas las cosas mutables. Cuadro Imaginativo: Ver la substancia cósmica indiferenciada. Ver la Vida en sí como substancia cósmica indiferenciada.

Curso XX - Enseñanza 10: Meditaciones Afectivas Estimulantes

Meditación: “LA DAMA NEGRA”. Efecto: “ABORRECIMIENTO”. Invocación: Te pido, oh Señor mío crucificado, el don maravilloso de penetrar en los misterios de tu sangre adorable y divina. Si Tú me concedieras el bien de penetrar mi alma en el misterio de una sola gota de tu preciosísima sangre, yo estaría salvo para toda la Eternidad; yo descubriría el secreto supremo del amor verdadero, del Amor Real. Pero, para esto, he de hacerme digno de Ti, he de purificar mi sangre humana, he de aborrecer sus impurezas con toda la fuerza de mi alma y de mi corazón.

Curso XXI - Enseñanza 4: Meditación Afectiva sobre “La Dama Negra” y “El Abismo”

El conjunto de temas que se inicia con esta Enseñanza, tiene por figura inspiradora a Maitreya. Maitreya es el arquetipo humano y divino. Pedir a Maitreya, pensar en Maitreya, quererlo desde ya, es ir creando en uno esa imagen de perfección; es parecerse cada vez más a Maitreya. Cuando se pide que Maitreya venga a redimir a la Humanidad, en realidad se está redimiendo, transformando la propia naturaleza humana en la imagen del más puro ideal.