Ejercicios Muy Difíciñes III

Curso XVIII - Enseñanza 15: Ejercicios muy Difíciles III

Posición natural. Colocarse en extrema punta de pies. Flexionar las rodillas dirigidas hacia adelante y bajar el tronco. Adelantar ahora las caderas, de manera que las rodillas se aproximan al suelo y enderezar las piernas, mientras se sigue adelantando las caderas. Brazos sueltos. Excelente fortalecimiento de los extensores de las piernas y estiramiento de la parte delantera del tronco. Este ejercicio puede realizarse lenta o rápidamente. Dos a tres veces (figuras 183, 184 y 185).