Divina Madre

Reflexión N° 102 - La Bendición IRED

Madre Divina del Universo: Pido tu Bendición Ired. Por Ti estoy unido con un Voto Eterno de Unión con todos los Hijos de Cafh, que fueron, que son y que vendrán. Llevaré sobre mí esta carga como cuentas de amor y la sangre de todos ellos ofrendaré a Tu Presencia en holocausto de perpetuidad. Mi bendición esté ahora y siempre con aquéllos que se hagan acreedores a la misma para que participen a la Integridad de la Gran Obra, del Poder de la Gran Corriente y logren la Unión Substancial Contigo para la Eternidad.

Reflexión N° 141 - El Camino Solitario

Las Religiones son colectivas y conducen a millones de personas de todas las categorías y capacidades. La Plaza de San Pedro se llena de turistas y visitantes romanos y el Papa, con estudiado sentido del espectáculo de masas, les dirige la palabra en diversos idiomas y los bendice. A veces baja al pavimento y da una vuelta en procesión espléndida con sus cardenales y la guardia suiza. Otras veces oficia en la grandiosa basílica ante miles de asistentes, con luces y coros musicales.

Reflexión N° 155 - El Triunfo Espiritual

Al final de su vida, Kurosawa hizo una hermosa película con secuencias sencillas, fáciles de comprender, “Sueños”, que en cinco o seis capítulos relata algunas de las tradiciones del pueblo japonés que han perdurado a través de los siglos. La que aquí recordamos es un funeral infantil. En un paisaje maravilloso con una corriente serena que mueve tres grandes ruedas hidráulicas levantando agua, Kurosawa cruza la corriente por un sendero de piedras con muchas plantas florales y se encuentra con el guardián, un anciano pintoresco que arregla los cangilones de las ruedas.

Curso I - Enseñanza 1: Hidrochosa

Ideas y obras nuevas se preparan para el mundo. Si la raza del cristiano signo del Pescado ha desarrollado en alto grado los estados de colectividad, los grandes movimientos y organizaciones en masa, la sexta subraza desenvolverá de un modo especial la egoencia del ser. Empezará por ampliar el sentimiento de egoísmo superpersonal; se hará familiar el concepto que la humanidad no adelanta ya por la dádiva que pueda recibir, y los nuevos tipos humanos se proporcionarán la felicidad con sus propios medios.

Curso III - Enseñanza 10: La Aridez

La aridez se produce cuando el ejercicio de la meditación no produce respuestas sensibles. El Hijo se identifica con el pensamiento-deseo lanzado por la mente y se pierde en el vacío de una sensibilidad gastada por los choques emotivos de una mente incontrolada. En los comienzos, él despertaba una fuerza que se oponía a otra fuerza y esa lucha le daba la sensación de lo que hacía. Pero el tiempo gasta la capacidad de respuesta sensible y deja sólo una fuerza perdida en un vacío sin ecos.

Curso III - Enseñanza 12: Amar en Silencio

Es difícil en estos momentos de convulsión e incertidumbre mantener un equilibrio interior que permita una visión clara, ecuánime y desapasionada de las cosas, de la vida y de sí mismo. Por eso, todo esfuerzo debe estar dirigido a centrarse en sí, tener una visión clara de sí mismo, tomar conciencia interior. Hay que explorar el interior del alma y controlarse continua, inflexiblemente, para adquirir una conciencia profunda y sentir el mensaje de la Renuncia.

Curso III - Enseñanza 14: Ascética de la Vida

Hay almas que ponen un empeño particular en la práctica de sus ejercicios de meditación y, sin embargo, no obtienen resultados evidentes de este esfuerzo. Sucede que saben meditar bien, pero sólo eso. Limitan su vida espiritual a la práctica de algunos ejercicios y no hacen más. Es cierto que el ejercicio correcto y metódico da resultados evidentes, pero para que esos resultados sean espirituales hace falta mucho más que un ejercicio: debe emplearse todo el ser en una ascética continua, ininterrumpida, de Renuncia.