Desaparición del Alma

Curso XVII - Enseñanza 1: La Vocación Contemplativa

La contemplación divina es el destino de todos los hombres. Como no se comprende la contemplación, se opone la vida en el mundo a la vida contemplativa. Dos cosas que se oponen no pueden ser reales en sí. La contemplación es necesaria porque es la posibilidad última del hombre. Esto no significa que todo hombre sea por naturaleza un contemplativo, sino que hay que dar al término contemplación su significado más amplio y universal.