Cursos Esotéricos

Curso XXXII - Enseñanza 1: La Marcha del Alma

Se van a transcribir aquí Enseñanzas Simbólicas que una antigua Escuela Esotérica dejó para sus adeptos y que han sido traducidas de un antiguo idioma por algunos amantes de la Sabiduría. Describe esta Simbología la marcha que emprende el alma humana desde los planos inferiores para alcanzar su libertad espiritual. Este Camino se divide en siete partes. Los planos inferiores están indicados por el Abismo, el Bosque Tenebroso y el Agitado Lago; mientras que los planos superiores están expresados por los Caminos que llevan a la Cumbre del Monte, el Jardín de las Pruebas y el Templo de Oro, imágenes de los mundos mentales del sentimiento, de la comprensión y del saber.

Curso XXXII - Enseñanza 2: La Dama Negra

El día 28 de la Luna de Febrero, en la vuelta de los Peces, estando en el Templo del Sol, el Gran Sacerdote se asentó sobre la piedra de EHS, miró la inmensidad de las aguas desde donde avanzaba la barca, el barquero y la tinaja de Aquarius, rompió después el cordón plateado de siete nudos a la altura del sexto nudo y se levantó con el Fuego en la mano derecha para abrir con un golpe de sus fuertes hombros la puerta llamada del Fuerte Libertador.

Curso XXXII - Enseñanza 3: El Principio del Camino

La Tierra está todavía bajo el signo zodiacal de los Peces y la Humanidad experimenta continuamente su influjo; aún viven los hombres en una era de pares opuestos, de altos y bajos, de colectividades o personalidades absolutas y, si bien se vislumbra la nueva raza de Aquarius, que empezará por los años 1972-1977, todavía ella no se ha afirmado sobre la Tierra. Desde que el signo de Piscis empezó, el día 28 de la Luna de Febrero es aquél que más magnetismo descarga sobre el planeta por su conjunción zodiacal; por consiguiente, este día es muy apropiado para empezar toda labor psíquica y emprender estudios metafísicos que requieran cierto magnetismo para colaborar con la voluntad humana.

Curso XXXII - Enseñanza 4: El Abismo

“Levántate, oh Conquistador de la Llama, para emprender tu camino; la Divina Madre te espera”. “Sal del hoyo de muerte y desesperación y corta con firme mano el duro cordón de tu ombligo que te ata a la podrida placenta de tu torpeza y bestialidad”. “Sigue el rastro luminoso antes que desaparezca de tu vista en la densidad de las tinieblas”. “No olvides el sonido que has percibido antes que lo confundas entre los tumultos del Abismo, fijos los ojos en las lenguas de fuego lejanas, antes de que te cieguen los fuegos de las abrasadoras pasiones”.

Curso XXXII - Enseñanza 5: Los Mundos Inferiores

El Abismo es la imagen del descenso del alma a los mundos inferiores, humanos e intermedios y su vuelta a los mundos superiores, para lograr el conocimiento, ya que el conocimiento es la llave de la libertad. Cristo, después de su muerte, está depositado por tres días en el sepulcro, símbolo también de estos tres mundos. Baja a los infiernos, liberta a los moradores del limbo y remonta al cielo.

Curso XXXII - Enseñanza 6: Vel y Aphel

En la Gruta de los Juicios está guardado el Libro de Todos los Tiempos, que nunca ha podido leer mortal alguno. Es un libro que ni el agua daña, ni el fuego quema, ni ha podido el tiempo borrar sus caracteres. Vigilan la entrada de la Gruta cuatro Caballeros bien pertrechados con flameantes espadas, yelmos alados, corazas plateadas y duros escudos. Pero IHS, el Hijo de la Llama, ha penetrado allí.

Curso XXXII - Enseñanza 7: Los Dos Caminos

El momento decisivo en el Sendero Espiritual corresponde a los Dos Caminos. La primera parte del mismo se refiere a la vida purgativa y corresponde a la vida mundana y terrestre. La segunda se refiere a la vida iluminativa y corresponde al mundo contemplativo. La tercera se refiere a la vida unitiva y corresponde a la vida espiritual. Si se analiza la vida de los grandes seres no sólo la de ellos, sino la vida de todos los hombres, se los ve cruzar estos tres pasos antes de iniciar la obra decisiva de su existencia.