Cosmogonía

Curso XXXII - Enseñanza 1: La Palabra de Hes

Cuando la mente humana, remontando el vuelo a las altas regiones de la formación universal, apunta sus focos de concentración en el primer Pensamiento Divino, que creó o del cual surgió el Universo, se pierde en el pavoroso abismo de lo indescriptible, se desorienta a las puertas de las inconmensurables aguas de la Eternidad. Por eso, la Cosmogonía, como estudio, como “reglas”, didácticamente hablando, es una mera especulación. Únicamente podrá el estudiante, por un sentido consciente y retrospectivo de su parte interna más noble y superior, llegar a una intuición de cómo fue hecha la Creación Universal, cómo surgen y se forman los mundos y los millares de sistemas solares que, como puntos luminosos, surcan el espacio infinito.

Curso XXXII - Enseñanza 2: Definiciones de las Palabras de Hes

ÉL NO ES. El Inmanifestado no admite definición; definirlo sería negarlo. ÉL ES UNO. La manifestación es la Unidad, la totalidad del Espíritu Universal. TODOS EN ÉL SON UNO. En la manifestación la Unidad adquiere una pluralidad que es ilusoria. ÉL ES NUESTRO DESTINO Y NUESTRA FINALIDAD. El Espíritu Manifestado y la pluralidad ilusoria son una misma cosa. ÉL ES NUESTRO PRINCIPIO Y NUESTRO FIN, PUES ÉL ES TODO.

Curso XXXII - Enseñanza 3: Explicación de las Nueve Primeras Palabras

“ÉL NO ES” Dios, como fundamento universal, no puede ser definido. Definirlo sería negarlo; atribuirle cualidades sería limitarlo. Si el espíritu humano llegara a Él, no podría describirlo porque sería inmediatamente absorbido en lo Eterno. “ÉL ES UNO” Al estremecerse la inmensidad desconocida, una luz surge de las tinieblas; y una sola luz. No puede haber dos luces porque, por su naturaleza potencialmente divina, no hay más que un Espíritu.

Curso XXXII - Enseñanza 4: Las Diez Palabras de la Creación

“AHORA ESTÁ EN EL TRABAJO UNIVERSAL; VUELVE A LA MANIFESTACIÓN” En la manifestación Universal las separaciones se hacen visibles y tangibles. Omnipotencia, Omnipresencia y Omnisciencia parecen separarse y formar estados independientes para la orden del Trabajo Cósmico. “VIDA DE TODAS LAS VIDAS” Una partícula Divina anida en toda partícula substancial. En donde hay Espíritu, hay alma y materia. “SER DE TODOS LOS SERES” Todo hombre es Dios en miniatura. Si desapareciera la Humanidad y quedara un solo hombre, éste la representaría toda.

Curso XXXII - Enseñanza 5: Las Ocho Palabras Planetarias

“POR ÉL FUERON HECHOS LOS MUNDOS” Para que Dios quisiera reconocer, en Sí, su Divinidad potencial y activa, hizo el Universo y lo mantiene; así el hombre reconoce el valor de sus ideas cuando las ve realizadas. “EN ÉL ESTÁN TODAS LAS COSAS CREADAS” Desde el punto de vista divino, los valores cuantitativos del átomo son exactamente equivalentes a los valores cuantitativos del Sol. La Divinidad está, exactamente, en la misma medida en lo grande como en lo pequeño.

Curso XXXII - Enseñanza 6: Las Siete Palabras Virtuales

“CUATRO SON SUS EXTREMIDADES: TEOGONÍA, COSMOGONÍA, TEURGIA Y FÍSICA” La Tríada Sagrada cuando llega a su completa materialización se transforma en el cuadrado, símbolo de la pesantez de la vida humana. Las ideas toman forma y aspectos de dioses o Teogonía; las fuerzas de la Naturaleza, las ideas madres del Cosmos, son veladas bajo los símbolos y las frases oscuras de los génesis de las religiones, o Cosmogonía. Los sencillos movimientos de Foa, que traza sus pasos armoniosos sobre los campos magnéticos de los cielos pierden, al toque de las manos de los hombres, su poder vibratorio y transforman la pura magia blanca de los Constructores Divinos en la magia negra de las razas humanas, o Teurgia.

Curso XXXII - Enseñanza 7: Símbolos Gráficos

Estos símbolos maravillosos simbolizan el NO SER, EL SER Y NO SER; simbolizan el DESPERTAR y la MANIFESTACIÓN PRIMARIA; simbolizan la CREACIÓN UNIVERSAL y la FORMACIÓN DE LOS SISTEMAS PLANETARIOS; y, finalmente, la HUMANIDAD apuntando el pie sobre el último peldaño, para de allí volver a todo lo indicado y ser reabsorbida en el NO SER. El primero de estos dibujos, que no hay negros humanos que lo puedan igualar, es el: NO SER.