Comentarios sobre la Meditación

Curso XXI - Enseñanza 1: La Meditación

La época actual posee tanta fuerza colectivista que el hombre se encuentra obligado a vivir los pensamientos y las acciones de las costumbres sociales, de manera que le es muy difícil oponerse a las ideas masivas de la mayoría. Los ejercicios de meditación tienen por objeto interrumpir el encadenamiento social de los pensamientos habituales y conducir al hombre a una nueva actividad: la que determine su voluntad, su ideal o su Superior.

Curso XXI - Enseñanza 2: La Meditación Discursiva sobre un Texto

Texto: Memento Homo, quia pulvis est et in pulvis reverteris. Pretiosa in conspecto Domini mors sanctorum ejus. Piénsese que el sufrimiento que proviene de la lucha se parece a la muerte de los incrédulos. ¿No es la vida del hombre espiritual una especie de muerte de la personalidad? Entonces, ¿por qué algunos hombres espirituales sufren en vida? Esos hombres deberían ser felices y sentir que la vida es como la muerte de los santos.

Curso XXI - Enseñanza 3: Textos para Meditación Discursiva

Texto: Non est hic: ¡Resurrexit! Noli me tangere. Siempre se pide a Dios estar solo; porque se sufre el peso de las compañías que afectan e impiden la búsqueda interior. Cuando se está solo aparecen claramente en la conciencia los vicios y las virtudes del alma; entonces se puede encauzar los esfuerzos hacia la conquista de las virtudes espirituales. En la lucha cotidiana por la vida el choque abrumador de los acontecimientos a los cuales el alma reniega, porque le atrapan, ciegan la fe y hacen sentirse al alma completamente abandonada.

Curso XXI - Enseñanza 7: Meditación Afectiva sobre “La Resurrección de Hes”

El tema de la resurrección de Hes es el más difícil de meditar y, sin embargo, es el tema fundamental de la vida interior. Los seis temas anteriores no son más que instrumentos para llegar al místico arrobamiento de la resurrección espiritual. No hay nada fuera del encuentro del alma con la divinidad; es la meta final, el motor único de todo el camino; es también el verdadero estandarte. Pero la resurrección del alma no es un solo acto único y total; es más bien, una serie ininterrumpida de muertes y resurrecciones, toda la vida.

Curso XXI - Enseñanza 9: Otras Meditaciones Afectivas Pasivas

“EL TEMPLO DE ORO”. Para llegar al Templo del alma es necesario atravesar un sinnúmero de dificultades propias de la actividad interior. Se llega a la pureza del alma como se conquista la cumbre de un monte; se permanece allí unos instantes y luego se regresa al valle. No obstante, el monte, con todas sus dificultades, sigue en pie, inalterable. ¿Cómo hacer para que la conquista de esa cumbre sea permanente?

Curso XXI - Enseñanza 10: Meditaciones Afectivas Estimulantes

“LA DAMA NEGRA”. La sangre es el vínculo que une al hombre con su Dios; la materia con el espíritu. La sangre es, siempre, el don del sacrificio. La sangre no sólo es la vivificadora del ser, sino la que más ata a las costumbres, la familia, el pasado. No obstante, toda la sangre se renueva en pocos días. ¿Si esa sangre se renueva siempre, por qué entonces persisten los hábitos?

Curso XXI - Enseñanza 11: Otras Meditaciones Afectivas Estimulantes

“LOS DOS CAMINOS”. Todas las almas del mundo están predestinadas. Cuando un día el alma se da cuenta de su existencia, de su albedrío, de su yo, ya está casi formada: educación, costumbres, sociedad, hábitos, subconsciente, la han formado rigurosamente sin que ella se dé cuenta. Durante los catorce primeros años de su vida, los más importantes de la formación, el alma fue pura receptividad, se dejó hacer sin oponer reparos ya que era ignorante de su fuerza.