Arrobamiento

Curso XX - Enseñanza 7: Meditación Afectiva sobre “La Resurrección”

Meditación: “LA RESURRECCIÓN DE HES”. Efectos: “ARROBAMIENTO” Invocación: Pido a Maitreya que viva Él solo en mi alma. Él solo; que todo muera y Él solo viva. Cuadro Imaginativo: Veo Su Rostro. Veo su Rostro Divino, Sublime, admirable. Nunca podría describirse, detallarse, explicarse. Veo Su Rostro; el Rostro del Esperado, el Rostro de Maitreya. Sensaciones: Siento Tu Divina Presencia en mí y esto es un arrobamiento de muerte. Al verte ya no puedo vivir, ya no puedo ser yo, el Yo; estando en Tu Presencia yo desaparezco, me aniquilo, me diluyo.

Curso XX - Enseñanza 9: Otras Meditaciones Afectivas Pasivas

Tema: “EL TEMPLO DE ORO”. Efecto: “CONSUELO”. Invocación: Pido a la Santa Madre el consuelo de su Visión Divina. Pido verte Madre mía. Cuadro Imaginativo: Veo sin ver, Madre mía. Veo que Tu Imagen está aquí, en el centro de mi alma, en lo más profundo de mi ser. Te veo sin ver, Madre mía. Sensaciones: Siento, a través de esta visión de fe, que la Madre mora en mi alma; que la Madre está dentro de mí, totalmente dentro de mí: en mi alma, en mi corazón, en mis entrañas.

Curso XX - Enseñanza 14: Fin de las Meditaciones Afectivas Estimulantes

Meditación: “LA RESURRECCIÓN DE HES”. Efecto: “ARROBAMIENTO” Invocación: Te pido, Jesús mío, me descubras el secreto de tu muerte, de la muerte y de todas las muertes. Te pido a Ti, que al verter hasta la última gota de tu sangre, has muerto de verdad, me digas por qué mueren los seres, sin que veamos su resurrección. Cuadro Imaginativo: Veo a Cristo muerto. Veo su cuerpo abandonado, inerte, ya sin una sola gota de sangre.

Curso XXI - Enseñanza 7: Meditación Afectiva sobre “La Resurrección de Hes”

El tema de la resurrección de Hes es el más difícil de meditar y, sin embargo, es el tema fundamental de la vida interior. Los seis temas anteriores no son más que instrumentos para llegar al místico arrobamiento de la resurrección espiritual. No hay nada fuera del encuentro del alma con la divinidad; es la meta final, el motor único de todo el camino; es también el verdadero estandarte. Pero la resurrección del alma no es un solo acto único y total; es más bien, una serie ininterrumpida de muertes y resurrecciones, toda la vida.

Curso XXI - Enseñanza 14: Otras Meditaciones Afectivas Estimulantes

“LA RESURRECCIÓN DE HES”. Quienes piensan en la muerte, o bien rehuyen formarse una idea concreta de la misma, o bien la disimulan con la idea de un más allá venturoso, como si fuese imposible sostener el pensamiento de la muerte por sí misma. El hecho de que pueda existir una vida sobrenatural, no impide que la muerte tenga su propio significado, sin necesidad de cielos ni de infiernos. Los que justifican la muerte como una transición a otro mundo son los mismos que justifican la vida como una prueba para conquistar el cielo.

Curso XXII - Enseñanza 14: Fin de las Meditaciones Afectivas Estimulantes

Tema: La Resurrección de Hes. Efectos: Arrobamiento. Un atardecer, una alborada, la visión del tranquilo valle desde la cima de una montaña, los rayos lunares sobre las innúmeras ondas del mar, la sonrisa pura de un niño, en fin, la belleza toda del mundo penetra y vulnera las fronteras limitadoras del ser libertando su alma que, aunque fugazmente, tiene un vislumbre maravilloso de su identidad con todo lo creado. Son esos instantes en que pareciera que el alma, burlando la vigilancia de la voluntad concretadora que la encadenaba al ser, se elevara en alas de la conciencia expansiva para fundirse con la esencia de la Creación, única y eterna, oculta tras las variables y transitorias formas con que se manifiesta.